Como describíamos en uno de nuestras anteriores entradas, la hipnosis es algo natural y diario. El médico y psiquiatra Milton Erickson estableció que un ser humano entra es estado hipnótico espontáneo una vez cada 90 minutos de media. La hipnosis ericksoniana favorece un estado agradable de relajación durante el cual quedan en suspenso los temores y las dudas. Este tipo de hipnosis produce una gran relajación mental y corporal favoreciendo el pensamiento generativo y creativo. Es habitual tener recuerdos positivos, encontrar nuevas ideas y establecer asociaciones que ayudarán a que los objetivos señalados puedan alcanzarse con mayor facilidad.

 

La hipnosis ericksoniana aumenta la concentración, el aprendizaje, y mejora las competencias personales

 

hipnosis ericksoniana

Este tipo de hipnosis provoca un estado de relajación profundo que logra captar la atención a través de un tono agradable de la voz acompañado de una intención positiva del mensaje por parte del terapeuta. A través del habla, la persona que escucha va entrando en un estado de bienestar en el que puede encontrar por sí misma los recursos necesarios para sobrepasar situaciones y alcanzar los objetivos deseados.

 

“La mente inconsciente no sólo es más sabia, sino que resuelve más rápido y mejor.” · Milton H. Erickson, médico psiquiatra

 

La Hipnosis Ericksoniana no emplea la parafernalia clásica como el tic-tac de un reloj, el péndulo, el dibán… Ni tampoco se presta a dar órdenes directas, ni promover aversiones, ni imponer la voluntad del terapeuta. Se basta de la voz para provocar un estado de concentración y relajación. Será la propia persona la que, a través de su interpretación y aprendizajes vitales, irá dando sentido a lo que está escuchando para desarrollar su intuición y dar con soluciones más creativas y beneficiosas para ella. Se fomenta así de forma respetuosa la creación de nuevas imágenes, nuevas sensaciones, nuevas emociones y, por tanto, nuevas posibilidades físicas, mentales y emocionales.

 

Una hipnosis que ayuda a encontrar los recursos para abordar situaciones complicadas

Los procesos de mejora basados en hipnosis ericksoniana tienen un marcado carácter terapéutico respetando y favoreciendo el proceso natural de desarrollo de cada persona, adaptándose a sus necesidades y enfocándose a la raíz del problema. Los cambios se producirán de forma rápida o poco a poco puesto que se realizan a un nivel profundo e inconsciente. Será importante conocer el punto de partida y evaluar, individualmente y a través de otros, los cambios y mejoras que irán apareciendo.

Deja un comentario